Débil humanidad













Desconozco el lugar exacto,
donde van a morir los pájaros,
al cual me lleve sin sosiego,
la voz estridente del laberinto.
Un sinnúmero de aullidos
y acres gruñidos ajenos,
intentan señalarme el trayecto,
pero mis huellas lentas y profanas
conviven, en el crujido del silencio,
con la maternidad del tiempo.
Hay sed en el sudario desgarrado
y voracidad narcisista
en el perfil anémico de la criatura
que no puede saciarse fácilmente.
Debe penetrar primero,
en la pulpa de las entrañas
cual solitario animal necrófago,
libar la sustancia del fango,
para luego emerger sin mácula
en la claridad del arcoíris.
Para qué perecer, si se puede
comprender sin temor,
el verdadero fundamento del Edén.
¿La urbe es una quimera?
Tal vez.
Trincheras de cemento y acero
se excavan sin pausa
en el rostro deshabitado del hombre.
Hombre y hambre,
¿encarnan la misma idea?
Quizás.
Ninguna sustancia nutritiva
podrá calmar el apetito
sin abarcar la oquedad del vacío,
para rebasar la concavidad del cáliz
y en desnudo regreso, 
redimir al intenso verdor del prado.
Soy humanidad
y todavía recuerdo la matriz
que me concibió plena,
sin fragmentos,
sin necesidad de óvulos ni esperma.
Soy canto sin laringe,
sonido sin viento.
Soy alas, soy música, aurora y savia.
Soy inicio en el relato del fuego.


C.M I 2015






http://secretosviento.blogspot.com.ar/2015/10/ego.html


Link: Secretos del viento
"Ego"






8 comentarios:

María Perlada

El sonido cruje entre el silencio de las miradas.

Un placer volver a leerte.

Un beso dulce de seda.

Cecilia Montoya

Y en el silencio, el sonido nace en melodía, para redimirse.
Bellas, tus palabras, amiga. Un hermoso regalo para mí y un placer recibirte en mi casa.
Otro beso de seda para tí.

Sor.Cecilia Codina Masachs

Sin duda, es un poema excelente, lleno de dureza lacerante, esa que sufre la humanidad, cuando fue pensada por Dios para que fuese feliz y no un inhumano parásito.
Mi aplauso.
Un gran abrazo
Sor. Cecilia

Cecilia Montoya

Gracias Sor Cecilia. La humanidad aprende equivocándose, pero no deja de caminar hacia el mismo destino Divino. Nacimos para ser felices. Yo tengo esa esperanza intacta. Un cálido abrazo

Ariel El vikingo dark

Que grande que eres Cecilia...
te haría un comentario por cada parrafo, pero sin dudas que quedaría descolgado uno de otro, vuelvo a decirte -me llevas de viaje con tus letras.

Te dejo un fresco abrazo de noviembre
ten una excelente semana

Cecilia Montoya

Parece mentira, que todavía no tengamos primavera!!! recién el fin de semana pasado tuvimos algo de sol, por aquí. Qué tal por allá?. Gracias por viajar con mis versos hasta aquí y dejarme tu saludo. Tus comentarios siempre son bienvenidos, y no importa si quedan descolgados los unos de los otros. Los míos, a veces van por ese camino, también. Un abrazo cálido de noviembre y una hermosa semana!

TORO SALVAJE

Me cuesta encontrar tus poemas.
Tus blogs son laberintos que demandan intuición y tiempo.
Pero al final los encuentro.

Y vale la pena el esfuerzo.

Besos.

Cecilia Montoya

Perdón por el tiempo, pero la intuición, es bueno seguirla.
Uso este tipo de plantilla donde se ven todas las entradas, empezando desde la última hacia atrás, porque me gusta mucho la fotografía. Entonces ilustro los poemas con tomas mías, por eso me gusta que se vean como en un catálogo. Te hago trabajar mucho, en cada visita, pero me alegra recibir tu comentario de vez en cuando. Un beso desde el laberinto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...